lunes, 24 de septiembre de 2012

No me quieras tanto; quiéreme mejor.

domingo, 23 de septiembre de 2012



-¿Crees en los milagros?. 
-Hoy no…
- Ni se te ocurra intentarlo.
+ ¿El qué?
- Hacerme daño.


domingo, 9 de septiembre de 2012



Dicen que -no sabes lo que tienes hasta que lo pierdes-, pero yo creo que eso es mentira… Esas cosas sí se saben, porque se sienten. Lo que pasa es que cuando sabemos que la hemos jodido, que hemos metido la pata hasta el fondo, nos entra el pánico. A veces, hay que pensar las cosas antes de actuar, porque hay personas que se merecen que lo hagamos, por todo lo que nos une a ellas.


“Existen pedacitos de uno mismo que decides darle a un número limitado de personas. Esos trozos que crecen, evolucionan y se transforman a lo largo del tiempo y el cariño.” Eso no debería romperse nunca! Y quien se atreva a romperlos, debería de responsabilizarse y abstenerse de pronunciar frases absurdas, que no revelan más que grandes dosis de arrepentimiento de gente egoísta y muy muy cobarde. Creo que no se necesita perder a quien tienes, ni a quién quieres, para saber el lugar tan importante que ocupan en tu vida.